Todo sobre los hilos tensores; rejuvenecedores y antiflacidez

La llegada de los hilos tensores o hilos “mágicos”, como algunos prefieren denominarlos, supuso toda una revolución en el mundo de la estética, tanto facial como corporal.

Estos hilos tensores tienen su origen en Japón, donde se utilizaban como método de sutura en operaciones cardíacas. De esta forma de comprobó que no producían rechazo o reacción alérgica en el paciente. Poco a poco y gracias a sus increíbles resultados se han ido incorporando al mundo de la medicina estética y hoy en día son pocas las clínicas que no ofrecen este tipo de tratamiento, pero ¿conoces en verdad todas sus ventajas y sus utilidades? No te preocupes, nosotros te lo contamos.

 

Tratamiento para rejuvenecer

Una de sus principales funciones y posiblemente la más popular sea la de rejuvenecer el rostro del paciente gracias a la regeneración del colágeno y de la elasticidad, y al hecho de suavizar las arrugas y las líneas de expresión.

El tratamiento se lleva a cabo mediante la distribución de estos hilos por todo el tejido cutáneo con una fina aguja. Así, se colocan unos en una dirección y otros en sentidos contrario con la intención de ir construyendo una pequeña mascara sobre el rostro. Estos hilos se encargan de activar las células del tejido conjuntivo, en otras palabras, las células encargadas de producir el colágeno.

El proceso es indoloro y dura aproximadamente 30 minutos. La recuperación es instantánea, se puede realizar vida normal tan pronto como sales de la clínica y es además compatible con otros tratamientos de estética.

 

Tratamiento contra la flacidez

En cuanto a la utilidad de los hilos corporales, lo más común es asociarlos como solución a la flacidez. Realizan por lo tanto una especie de lifting en la piel, de forma prácticamente inmediata.

Estos se aplican mediante anestesia local suave, para evitar molestias. Por su tamaño son prácticamente imperceptibles al tacto. Son compatibles también con otros tratamientos y evitan que se pueda producir alergia o rechazo. En cuanto a la duración es muy similar a la de los hilos fáciles, ya que suelen durar entre 40 o 50 minutos

El procedimiento es sencillo, se insertan los hilos tensores en la dermis y estos generan fibrosis, es decir, desarrollan el tejido conectivo fibroso de órganos o tejidos. Las zonas que más se trabajan son los antebrazos, el abdomen y el cuello.

 

Tipos de hilos

Además de la distinción por zona, también es posible diferenciar estos hilos por sus condiciones. Lo que queremos decir es que no existen únicamente unos hilos, sino que se han desarrollado muchos tipos en los que destacan diferentes características y por lo tanto se pueden apreciar diferentes beneficios o ventajas entre unos y otros.

Monofilamento: Estos se caracterizan por ser hilos muy finos y compuestos por polidioxanona, una sustancia reabsorbible que favorece la producción de fibroblastos, así como la creación de colágeno en la piel. Están pensados sobre todo para mitigar las arrugas finas, reafirmar la piel y como decíamos favorecer la producción de colágeno.

Multifilamento: También se conocen como hilos tornados y a diferencia de los monofilamentos estos se caracterizan por su aspecto más grueso. Están formados por varios hilos que se unen para conseguir mayor volumen en la zona a tratar y un efecto de relleno natural y favorecedor.

Espiculados: Estos se caracterizan por guardar unas espículas bidireccionales que aumentan la tracción en la piel. Gracias a su composición generan mayor colágeno y tensan la piel, concediendo a la dermis un aspecto mucho más firme y rejuvenecido.

Hilos de ácido poliláctico: Los hilos de ácido poliláctico son posiblemente los más novedosos en cuanto a medicina estética. Tienen cierto paralelismo con los anteriores porque cuentan también con espículas bidireccionales. Entre sus beneficios destaca su ayuda para recuperar el volumen en el rostro o para redefinir aspectos de la cara más maltratados.

 

Estos son solo algunos de los más populares, pero en lo que se refiere al mercado este es mucho más amplio. Eso sí la mayor parte de los hilos “mágicos” ejercen la misma función a pesar de sus características.

 

Si quieres saber más sobre hilos tensores, tanto fáciles como corporales, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte a resolver tus dudas. También puedes visitar nuestra web, donde encontrarás todo sobre nuestros tratamientos y servicios.

Comparte

Facebook
Twitter
Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS).
0 / 5

Your page rank:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve + dieciocho =

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • pum-*
  • vchideactivationmsg
  • vchideactivationmsg_vc11

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios