Los mejores consejos para el cuidado de la cara

Los mejores consejos para el cuidado de la cara

Los mejores consejos para el cuidado de la cara

Cuando hablamos de nuestro cuerpo y de como cuidarlo son varias las cosas que nos preocupan. En primer lugar, tenemos en cuenta la salud, que todo lo que hacemos, tratamientos, dieta o ejercicio sean beneficiosos para nuestra salud. Pero también damos una gran importancia la imagen y estética de nuestro cuerpo. Y una de las partes del cuerpo a la que más queremos cuidar es la cara.

Leer más

Cuidar la piel

Cuidar la piel

La piel es una de las partes del cuerpo que más nos preocupan, sobre todo en zonas más visibles como la cara. El cuidado de la piel tiene principalmente dos objetivos, uno relacionado con la salud y otro relacionado con la estética. Esto hace que busquemos siempre la forma de tener la piel en perfectas condiciones. Y es que, si no cuidamos de nuestra piel, el paso del tiempo hará que vaya empeorando poco a poco en todos los sentidos. Sin embargo, es posible evitar que se produzca ese envejecimiento si seguimos una serie de consejos.

Leer más

¿Por qué envejece la piel?

No todos lo hacemos al mismo ritmo, ni de la misma manera, pero en algún momento nos acaba llegando. A partir de los 25 años empiezan a mostrarse los primeros signos de envejecimiento, al principio finas líneas y con el tiempo las temidas arrugas. Sin embargo, ¿por qué parece que el envejecimiento les pasa más factura a unos que a otros? La realidad es que existen algunos factores que aceleran este proceso mientras que otros lo mantienen más. En Clínica Botox y Ácido Hialurónico te los contamos:

 

 

1. Genes: la genética y el tipo de piel con los que has nacido son claves. Estos factores marcarán la diferencia en el tiempo de aparición de signos de envejecimiento en la superficie cutánea. Por ejemplo, si tu piel es sensible y clara, probablemente las arrugas aparecerán a una edad más temprana.

 

2. Factores ambientales: por mucho que la genética sea importante, los factores ambientales también influyen mucho. La polución es un ejemplo de ello. Los índices de contaminación en los entornos urbanos cada vez son mayores, y las minúsculas partículas de polución se cuelan fácilmente por los poros de la piel.

 

3. No te estreses, o tus células envejecerán más rápido. Aunque no lo veas, el estrés es oxidativo a nivel celular y hace que se inflame silenciosamente. Si llevas un estilo de vida estresante y no gozas de las horas de sueño necesarias, la piel será uno de los primeros órganos en notarlo y mostrar signos externos. Manchas, sequedad, exceso de grasa y sensibilidad son algunas síntomas que te alertarán de ello.

 

4. El sol: probablemente uno de los mayores enemigos de la piel. Es el llamado foto envejecimiento. ¿Sabías que las células de la piel tienen memoria? Todas las horas acumuladas de sol son las culpables de esas manchas tan molestas. Y no solo eso, si no proteges correctamente también pueden aparecer enfermedades cancerígenas.

 

5. Alimentación: seguir una dieta sana y equilibrada es muy beneficioso para la piel. Sobre todo hay que tener especialmente en cuenta las vitaminas A (calabazas, tomates, mandarinas…), E (aceites vegetales) y C (mango, piña, kiwi…).

 

6. Piel y tabaco son incompatibles, ya que este hace que la tez se vuelva cada vez más gris y apagada. Además, reduce el nivel de oxígeno en la sangre y consume vitaminas, la cual cosa afecta a la producción de colágeno. Resultado: menos elasticidad y firmeza. De hecho, está demostrado científicamente que el consumo prolongado de tabaco acelera el envejecimiento.

 

El paso del tiempo es inevitable y esto se refleja en nuestra piel. ¿Te preocupa que tu rostro envejezca? Solicita ya tu cita en Clínica Botox y Ácido Hialurónico y te indicaremos qué tratamiento se adecua mejor a lo que necesitas.

Aprende a mimar tu piel en invierno también

La piel necesita cuidado y atención durante todas las épocas del año. Seguro que todas lo tenemos muy claro pero, aún así, parece que en invierno se nos olvida. Es cierto que no estamos tan expuestos como en otros meses, pero no por ello debemos preocuparnos menos por su belleza y protección. De hecho, hay que doblar los esfuerzos en los meses más fríos del año, pues esta época es crítica para la piel. Por eso, desde nuestra Clínica Bótox y Ácido Hialurónico te animamos a que sigas estos consejos para lucir una piel sana y prevenir el envejecimiento prematuro:

 

    1. Evita el agua muy caliente cuando te laves las manos, la cara o el cuerpo en general. Por mucho que te apetezca una ducha caliente, las temperaturas altas deshidratan la piel y hacen que pierda brillo. Es mejor un baño rápido con agua tibia y jabón que respecte la estructura química de tu piel.

 

    2. Hidrátate a diario: por lógico que parezca, es la mejor arma para combatir la piel seca. ¡Sobre todo después de la ducha y antes de irte a dormir! Pon especial atención en las rodillas y codos, zonas que se resecan con facilidad.

 

    3. Labios a salvo: probablemente es una de las zonas más expuestas a las inclemencias climatológicas, así que lleva siempre a mano un buen cacao y protégelos bien. Si además tiene protector  solar, mucho mejor.

 

    4. No te olvides de las manos: ellas también sufren mucho con el frío, con lo cual te recomendamos que las hidrates mucho y no uses jabones ni toallitas desinfectantes. También puedes usar guantes para evitar grietas.

 

     5. Cuidado con los cambios de temperatura: sobre todo si tienes la piel sensible, el cambio brusco de pasar del frío al calor puede aumentar la posibilidad de que aparezcan rojeces y vasos dilatados.

 

     6. La ropa también importa: si llevas prendas demasiado ceñidas, es más fácil que tu piel se descame. Opta por ropa de algodón que deje transpirar tu organismo.

 

     7. Acuérdate de comer sano y beber agua: además de llevar una dieta equilibrada, intenta aumentar el consumo de vitamina C y antioxidantes, y bebe entre 1,5 y 2 litros de agua al día.  ¡Seguro que tu piel te lo agradecerá!

 

     8. El alcohol y el tabaco no son buenos aliados: reducen la vascularización de la piel, y esto provoca rojeces, capilares rotos y deshidratación.

 

     9. ¿Protección solar? ¡Sin duda! Aunque no vayas a la playa ni a la piscina, tu piel sigue expuesta a las radiaciones solares. Esto es especialmente importante si vas a la nieve.

 

     10. No te pases con la calefacción en casa o en el trabajo: si hay un grado alto de humedad, el ambiente se reseca y también tu piel. Una buena idea es poner humidificadores.

 

En nuestra clínica antiaging Madrid tenemos multitud de tratamientos para hacer que tu piel luzca mejor. Ven a conocer a la Doctora Vicario y quedarás en muy buenas manos.

 

 

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Privacy Settings saved!
Configuración de cookies

Cuando usted visita cualquier sitio web, puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios de cookies personales aquí.

Estas cookies son necesarias para que el sitio web funcione.

Para usar este sitio web utilizamos las siguientes cookies técnicamente requeridas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined
  • pum-*
  • vchideactivationmsg
  • vchideactivationmsg_vc11

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios