¿Para qué sirve el Botox?

No lo leas, escúchalo.

El Botox es una proteína purificada que se aplica en pequeñas cantidades, principalmente en diferentes zonas de la cara. La aplicación de Botox en la piel es una intervención muy sencilla, no requiere ni cirugía ni anestesia y no duele. La función principal del Botox es combatir las arrugas que van saliendo en la cara debido a la edad y el paso del tiempo. Se aplica sobre las arrugas que aparecen en la cara y, de esta forma, recupera la forma original de la cara, haciendo frente al descolgamiento que se ha producido en la piel.

El Botox es uno de los elementos más usados en la medicina estética, ya que permite al paciente obtener un resultado inmediato y requiere de una intervención muy sencilla. Pero es importante saber en qué zonas podemos aplicarlo.

¿Dónde se puede poner Botox?

La cara es el lugar del cuerpo donde más se pone Botox con fines estéticos. Por ello, vamos a detallar las diferentes partes de la cara y alrededores donde se puede poner Botox.

  • El entrecejo: es una de las zonas de la cara más comunes en las que se pone Botox para eliminar las arrugas que aparecen.
  • La frente: en la frente se producen arrugas por diferentes motivos. La intervención en la frente está directamente ligada a la zona de las cejas y los ojos. Por ello, la aplicación de Botox en la frente influye en la imagen y estética de la zona superior de la cara.
  • La comisura de los labios: en esta zona, la aplicación de Botox reduce las arrugas que aparecen alrededor de la boca.
  • Patas de gallo: son las líneas o arrugas que aparecen al lado de los ojos. Estas arrugas se aparecen generalmente como efecto de sonreír.
  • Los labios: en los labios puede aplicarse tanto en las líneas tanto en las líneas que hay en la zona superior e inferior de los labios como realizar un relleno de los labios con Botox.
  • Zona inferior de la cara: el paso de los años produce un descolgamiento de la piel. Por ello se pueble aplicar Botox en zonas como el mentón y la mandíbula, lo que permite recuperar la forma original de la cara.
  • Cuello: más allá de la cara, con Botox también se pueden tratar las arrugas que aparecen en el cuello.

Los efectos del Botox en diferentes zonas de la cara tienen una duración de unos seis meses.

Otras funciones del Botox.

Más allá de las funciones estéticas, hay que decir que el Botox también tiene otras funciones, principalmente médicas. En este caso hablamos del Botox como tratamiento para tratar diferentes problemas que podemos sufrir como las migrañas, la hiperhidrosis o la incontinencia urinaria.

En definitiva, el Botox es un elemento muy práctico y utilizado en medicina estética. Tiene un resultado inmediato y una intervención muy sencilla. En la clínica de la Doctora Vicario somos especialistas en Botox para medicina estética. Contacta con nosotros y consúltenos cualquier duda que tengas sobre el Botox, te ofreceremos un servicio personalizado.

Sumario
¿Para qué sirve el Botox?
Nombre
¿Para qué sirve el Botox?
Descripción
La función principal del Botox es combatir las arrugas que van saliendo en la cara debido a la edad y el paso del tiempo. Se aplica sobre las arrugas que aparecen en la cara y, de esta forma, recupera la forma original de la cara, haciendo frente al descolgamiento que se ha producido en la piel.
Autor
Publicador por
Estética Hialurónico
Logo

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 2 =