¿Cómo evitar el sudor excesivo?

No lo leas, escúchalo.

El sudor es algo común en todas las personas, ya que forma parte del cuerpo humano y aparece en todas las personas. Biológicamente, estamos hablando de un líquido segregado por las glándulas sudoríparas y tiene una función de refrigeración y regulación de la temperatura corporal. Por eso, el sudor aparece cuando el cuerpo alcanza temperaturas elevadas, por lo que es común en situaciones calor ambiental o en la práctica de actividades físicas, ya que en ambos casos se produce una subida de temperatura del cuerpo al que este responde con la sudoración.

Pero el sudor no solo tiene una función de regulación de temperatura corporal. También cumple otras funciones importantes como la eliminación de desechos y actúa como barrera ante bacterias y otros elementos perjudiciales para el cuerpo humano. Por lo tanto, estamos hablando de un elemento que es importante para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y organismo. Sin embargo, hay una alteración del sudor que produce en determinadas personas. Se trata de un exceso de sudor, también conocido como hiperhidrosis. Si bien hemos dicho que el sudor es algo normal y bueno para el cuerpo, el exceso de sudor puede provocar diferentes problemas en quienes lo sufre. Por ello, vamos a hablar sobre la hiperhidrosis y como podemos corregirla.

Causas y consecuencias del sudor excesivo.

La principal característica de la hiperhidrosis es que el sudor no se produce por ninguna de las causas a las que hemos hecho referencia como situaciones de altas temperaturas en el ambiente o realización de alguna actividad física. La hiperhidrosis se clasifica en dos tipos según las causas que la producen. Por un lado, está la hiperhidrosis primaria, cuyas causas son desconocidas, aunque podría estar provocado por la genética, por motivos hereditarios. Por otra parte, está la hiperhidrosis secundaria. En este caso sí se conocen las causas, siendo el sudor excesivo provocado por otras enfermedades como la diabetes.

En ambos casos, las glándulas sudoríparas actúan sin ningún tipo de estímulo, provocando que las persones que lo padecen suden en situaciones en las que no están expuestas a altas temperaturas corporales. La hiperhidrosis se produce en diferentes partes del cuerpo, siendo habitual en axilas, manos y pies.

A pesar de que en muchos casos las causas del sudor excesivo no sean claras, la hiperhidrosis se detecta en las personas que los sufren, ya que se trata de una alteración del sudor y sus características hacen que se pueda distinguir la sudoración normal de la hiperhidrosis. Además, tiene consecuencias negativas en las personas que lo padecen.

Las personas que padecen hiperhidrosis sufren una serie de problemas provocados por este exceso de sudor en su cuerpo. El principal inconveniente está directamente relacionado con el estilo de vida de las personas que tienen hiperhidrosis, ya que al sufrir un sudor excesivo, esto condiciona las necesidades higiénicas que tienen que adoptar estas personas. Tienen que estar constantemente pendientes del estado de su cuerpo para tratar de estar en todo momento de la forma más cómoda posible.

A raíz de los problemas corporales surgen otro tipo de contratiempos por los que se ven afectadas las personas que sufren hiperhidrosis. Estamos hablando de los trastornos psicológicos que padecen estas personas. El rechazo en determinadas situaciones sociales debido al sudor excesivo acaba provocando una situación de estrés, ansiedad e inseguridad y a una obsesión por el sudor. Por lo tanto, la hiperhidrosis puede tener consecuencias muy negativas en la vida de quien lo padece.

Tratamiento para la hiperhidrosis.

Una vez se detecta la hiperhidrosis es importante ponerse en manos de especialistas para poner fin al sudor excesivo, ya que existe un tratamiento que permite controlar la hiperhidrosis. Este tratamiento consiste en la aplicación de Botox en las zonas del cuerpo donde existe el sudor excesivo. Esto permite bloquear la conducción nerviosa y reduce la actividad de músculos y glándulas sudoríparas.

La intervención tiene una duración de 45 minutos y para ello se aplica anestesia local. Los efectos se ven una semana después de la intervención y tienen una duración de unos ocho meses, momento en el que se puede repetir el tratamiento. Es importante tratarse para resolver todos los problemas tanto corporales como psicológicos que hemos comentado.

En la clínica de medicina estética de la Doctora Vicario somos especialistas en tratamientos con Botox. Si sufres hiperhidrosis, contacta con nosotros y solicita tu tratamiento.

Sumario
¿Cómo evitar el sudor excesivo?
Nombre
¿Cómo evitar el sudor excesivo?
Descripción
La hiperhidrosis es el sudor excesivo que se produce cuando el cuerpo no está a una alta temperatura. Se trata mediante aplicación de Botox.
Autor
Publicador por
Estética Hialurónico
Logo

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =