Hilos tensores para brazos y piernas

No lo leas, escúchalo.

Cuando hablamos de medicina estética, uno de los tratamientos estrella son los hilos tensores. Se trata de un tratamiento novedoso e innovador, que a través de la implantación de hilos consigue combatir las arrugas y otros efectos de la edad. En otras palabras, podemos decir que se trata de un tratamiento de lifting pero que no requiere que el paciente pase por quirófano. Los resultados son visibles al poco tiempo y no producen daño, ni dejan marca sobre la piel y es por eso por lo que coloquialmente se conocen como “hilos mágicos”.

Una de las aplicaciones más comunes de los hilos tensores es la estética destinada a la zona facial. Es cierto, que en esa superficie es muy eficaz, pero también se puede aplicar en otras zonas del cuerpo como son los brazos y las piernas. Recordemos que este tratamiento se utiliza para combatir los rasgos de la edad, como pueden ser arrugas o piel flácida. Ambos síntomas aparecen en el rostro, pero también hacen acto de presencia en las extremidades.

En primer lugar, los brazos son unos grandes afectados por la edad. Muchas veces, cuando se pierde peso, algo que puede pasar con el paso de los años, es normal que queden pieles colgantes. Estas últimas son muy antiestéticas e incluso pueden ser incómodas en un caso extremo.  Los hilos tensores se pueden aplicar en esta zona, consiguiendo que los brazos vuelvan a tener una aspecto natural y rejuvenecido. Los resultados se empiezan a notar a corto plazo, cumpliendo generalmente con las expectativas de los pacientes.

Por otro lado, las piernas sufren también de los efectos propios de la edad. Sobre todo, en épocas como la actual, donde prevalece el buen tiempo, apetece vestir ropas cortas y lucir piernas. Sin embargo, a veces las arrugas pueden provocar timidez y miedo a mostrar esta parte del cuerpo, llegando a tocar gravemente la autoestima de la persona que la sufre. En consecuencia, los hilos tensores resultan una alternativa de primera para poner solución a este problema. Lo mismo ocurre en los glúteos, este tratamiento consigue devolver la firmeza a esta parte, sumando en positivo para un físico más juvenil.

 

Además de los beneficios comentados anteriormente, los hilos tensores no tienden a tener efectos secundarios y tampoco generan rechazo por parte del paciente, como otros tratamientos. Es cierto que para acceder a todos estos beneficios, hay que seguir de manera estricta las indicaciones del especialista tanto antes como después de la intervención.

Para obtener unos resultados inmejorables gracias a los hilos tensores, es necesario acudir siempre a las manos de los mejores profesionales. En la Clinica Vicario, somos especialistas en este tipo de tratamientos y en cualquier método de medicina estética. Contacta con nosotros y pide tu cita.

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez − tres =