En qué consiste el tratamiento de hilos tensores

No lo leas, escúchalo.

Es completamente lógico que a lo largo de los años la piel vaya perdiendo rigidez, mostrándose cada vez más flácida. Y es normal igual querer sentirse más joven, porque las arrugas y otros síntomas de la edad pueden incluso afectar a la autoestima. Se acerca el verano y es natural querer dar un aspecto rejuvenecido, que el aspecto físico acompañe al sentimiento que se tiene por dentro. Para cumplir con este objetivo hay muchas soluciones, por ejemplo, los hilos tensores.

Es cierto que existen cremas o lociones que consiguen un resultado real y positivo en términos de rejuvenecimiento, pero la efectividad en este campo viene marcada por los hilos tensores. Se trata de un tratamiento en el que, mediante pequeñas incisiones, con una aguja de pequeño tamaño, se introducen los hilos tensores combatiéndose así la flacidez y las arrugas propias de la edad. Existen distintos tipos de hilos, dependiendo de las características, pero predominan dos tipos. Dependiendo de las necesidades del paciente en cuestión, se utilizará bien hilos de mono filamento o hilos espiculados.

Se trata de una intervención con una gran cantidad de ventajas y muy sencilla, en comparación con la rapidez y calidad de los resultados. En primer lugar, no es necesario pasar por quirófano para aplicarse hilos tensores, se puede llevar a cabo en la propia clínica y la duración oscila entre los 20 y los 30 minutos. Por ese lado se puede comprobar que resulta muy cómodo, al no causar prácticamente ningún trastorno al paciente. Si es cierto que, aunque no se precisa de anestesia, el especialista suele insensibilizar la zona, para facilitar el proceso.

Por otro lado, no causa apenas dolor en la persona que recibe el tratamiento. Un miedo generalizado en aquellos tratamientos de medicina o cirugía estética son las cicatrices, otro de los puntos favorables de los hilos tensores. El tipo de incisiones que se realizan son tan pequeñas que no dejan marca, permitiendo al paciente lucir unos resultados magníficos al poco tiempo de realizarse el proceso.

Como en cada tratamiento de medicina estética, la comunicación y supervisión del especialista es crucial para que la intervención obtenga un resultado de éxito. Por ese motivo la primera cita con el médico debe ser completa y precisa con que tratamiento se quiere realizar. Con eso, el especialista comprobará el nivel de colgadura, las zonas afectadas y donde se debe practicar y en que medida. En esta primera consulta se decidirá también que tipo de hilo se adapta mejor a las características del paciente.

Se acerca el verano y si se quiere disfrutar de una piel rejuvenecida en un periodo de tiempo corto, los hilos tensores son la mejor alternativa. No obstante, siempre que alguien se somete a una intervención de medicina estética hay que ponerse en manos de profesionales. En la Clínica de la Doctora Vicario trataremos tu caso de manera personal desde la primera consulta ofreciéndote un trato especializado y con garantía de éxito.

 

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 9 =