¿Qué es la hiperhidrosis?

No lo leas, escúchalo.

Lo normal cuando hacemos deporte o nos sometemos a temperaturas muy elevadas es que nuestras glándulas sudoríparas segreguen líquido, conocido como sudor. Prácticamente cualquiera se ha visto ante esta situación, que tan poco nos gusta padecer. Lo que casi nadie sabe es que existen casos en los que se produce una sudoración excesiva que no tiene porque tener que ver con las causas anteriormente mostradas, hablamos de la hiperhidrosis.

Nos estamos refiriendo a un tipo de anomalía que afecta a las personas haciéndolas sudar más de la cuenta, sin verse sometidas a situaciones de esfuerzo excesivo o demasiado calor. Es tal la cantidad de líquido expulsado por las glándulas que puede llegar a empapar la ropa del afectado, impidiendo que lleve a cabo una rutina de manera normal. Este fenómeno se produce porque las glándulas encargadas de las segregaciones de sudor se vuelven hiperactivas, sin razón. Cuando estamos nerviosos, por ejemplo, estas glándulas trabajan expulsando este líquido. Sin embargo, en los casos de hiperhidrosis, lo hacen sin motivo y de forma exagerada. En una fase primaría de la hiperhidrosis, no encontramos una razón médica lógica para explicar este problema. No obstante, en una fase secundaria, puede deberse a otras enfermedades como la diabetes o la tiroides.

Hiperhidrosis piel

 

Quizá a simple vista parece un problema sin más relevancia que la meramente física y de apariencia, pero no es del todo así. La hiperhidrosis puede producir malestar y problemas más graves como dolor en el pecho, sofocos o incluso mareos. Por lo tanto, es importante saber cuando se esta padeciendo esta anomalía y empezar a poner soluciones a la misma.

Un camino posible puede ser la medicina estética. Por un lado, existen determinados tipos de cremas que alivian y reducen la sudoración excesiva. Lo cierto es que este tipo de lociones se deben recetar por el médico y se destinan a aquellos casos en los que las zonas afectadas son la cara y la cabeza. Por otro lado, la inyección de la toxina botulínica puede suponer también una alternativa. Así es, este tratamiento es muy eficiente, primero a la hora de enfriar la temperatura cutánea, uno de los principales focos del problema. También, sirve de bloqueo temporal para los nervios que provocan la sudoración excesiva. Como hemos apuntado, la toxina botulínica en este caso no tiene unos efectos constantes, hay que aplicarlo de manera periódica. El máximo de tiempo de duración son doce meses, y tras este periodo de tiempo podría volver a aplicarse.

Crema solución hiperhidrosis

 

Como ya sabemos, son temas muy delicados, en los que se necesita tener cierta precaución, como en todo lo relacionado con la piel. A la hora de recetar una crema y sobre todo de llevar a cabo inyecciones de toxina botulínica, se necesitan profesionales. En Clínica Vicario somos especialistas en este tipo de tratamiento contando con la experiencia y también con la delicadeza que se precisa para obtener buenos resultados.

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 16 =