¿En qué consiste la mesoterapia corporal?

No lo leas, escúchalo.

 

De un día para otro, te miras al espejo, pones el foco en tus piernas y te preguntas ¿yo tenía antes esta celulitis? Y, acto seguido, tras la lógica preocupación, se te llena la cabeza de posibles soluciones al problema, la mayoría fomentadas por los anuncios de televisión. Igual incluso pruebas alguna de esas cremas que se venden como milagrosas, pero suele ocurrir que o no son para ti o directamente ni funciona. Es ese momento en el que te planteas un método más eficiente, como puede ser la mesoterapia corporal.

Este tratamiento, consiste en una serie de inyecciones pequeñas que buscan moldear la forma de una zona determinada, reduciendo las acumulaciones de grasa, las arrugas o poniendo solución a la denominada piel de naranja. Las incisiones se llevan a cabo con unas agujas milimétricas y con una técnica muy suave. Gracias a este último factor, la aplicación es muy versátil, aunque la zona más frecuentada son los glúteos, se puede utilizar sobre el abdomen o distintas partes de las piernas. Quitando el pecho, se puede proceder en varias zonas del cuerpo, incluyendo las arrugas del rostro, por ejemplo, cuando nos referimos a la mesoterapia facial. Es importante antes de someterse, tener en cuenta que no es un tratamiento para la obesidad, aunque si es cierto que tras la intervención se pierde peso, no se puede centrar en eso la intervención.

Como decíamos, la celulitis es el principal problema para él que se pone la mesoterapia corporal como solución. Dependiendo del grado de este problema, se aplican distintos tipos de sustancias para conseguir diferentes objetivos. Normalmente se busca alcanzar estas metas a través de la reducción del tejido adiposo o la reactivación de la circulación, que muchas veces es causante de la celulitis. También se puede llegar a conseguir una mejora notable en el tono de la piel.

En muchos casos se tienen dudas a la hora de llevar a cabo tratamientos de este tipo por un miedo a las agujas y el dolor que pueda producir. Evidentemente, producen molestias como cualquier incisión, pero no un dolor exagerado. Tampoco son comunes efectos secundarios fuera de lo normal. Es lógico que, sí que aparezcan hematomas o irritación en la zona, pero nada de lo que preocuparse. Es cierto que para que todo esté bajo control, cualquier elemento que pueda alterar la intervención, como medicamentos que tome el paciente debe ser informada con anterioridad al médico especialista, así se evitarán situaciones inesperadas.

Los resultados no son inmediatos, se van haciendo notables de manera progresiva. La piel va tomando un aspecto más joven, más firme y como decíamos antes con una tonalidad mejor. La mesoterapia corporal y también facial puede ser muy beneficioso para el físico y la autoestima del paciente, siempre y cuando cuente con los mejores profesionales. En la clínica de la Doctora Vicario contamos con el material y el equipo necesario para llevar a cabo la intervención con el mayor éxito, consiguiendo grandes resultados. Si tienes más dudas sobre el procedimiento puedes o bien visitar nuestra web o nuestras

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + cuatro =